Conferencia Internacional congregó a investigadores del mundo para reflexionar en torno al registro de la violencia política, sus tecnologías, usos y efectos

¿Qué pasa si olvido? Esta es la pregunta que rodea la explanada del  Museo de la Memoria y Derechos Humanos de Santiago de Chile lugar donde se realizó la Conferencia Internacional “Registrando Violencia Política: Tecnologías, Usos y Efectos”  los días 15, 16 y 17 de enero de 2018.

IMG_1491

La conferencia tuvo el propósito de analizar, poner en diálogo y evaluar críticamente diferentes experiencias públicas y privadas de registro de episodios contemporáneos de violencia política masiva, sus tecnologías, usos y efectos en las sociedades.

Esta es la actividad pública de cierre de “Tecnologías Políticas de la memoria: una genealogía de los dispositivos de registro y denuncia de las violaciones a los derechos humanos por la dictadura militar en Chile (1973-2013), un proyecto de investigación interdisciplinar de tres años, financiado por Conicyt y el Fondo Newton; y desarrollado con la colaboración de académicos del Latin American Centre de la Universidad de Oxford en el Reino Unido. Además contó con el patrocinio de Amnistía Internacional, Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Subsecretaría de Derechos Humanos de Chile, Fundación Documentación y Archivo de la Vicaría de la Solidaridad, Memoria Abierta Argentina, Núcleo de Estudios sobre Memoria Argentina, Mundo(s) de Víctimas, Fundación de Protección a la Infancia Dañada por los Estados de Emergencia, y Red Latino-Americana de Justiça de Transição, Brasil.

“Documentar lo ocurrido y a quienes le ocurrió, en episodios de violencia política, es clave para el recuento histórico, la información y la reflexión social, el desarrollo de una cultura pacífica, el establecimiento de las medidas y condiciones necesarias para la no repetición y de prácticas de denuncia y asistencia de la violencia política en adelante”, señaló Elizabeth Lira -Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 2017 y decana de la Facultad de Psicología de la Universidad Alberto Hurtado- al inaugurar el evento el lunes 15 de enero. También es central para “evitan la impunidad”, agrega, para “condenar a los culpables y para que las nuevas generaciones conozcan en detalle lo sucedido, necesitamos evidencias”, acota el profesor Hugo Rojas, de la Facultad de Derecho de la UAH.

“Estamos muy satisfechos de la alta convocatoria que tuvo en la comunidad académica, de gestores y profesionales de los derechos humanos y en el mundo de los artistas visuales nuestro llamado a discutir estos temas. Recibimos 104  propuestas de 19 países y 4 continentes, comenta Oriana Bernasconi quien es la investigadora responsable del proyecto.

Francisco Estévez, director del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos reconoció la complejidad de la conferencia: “Si uno mira los paneles estamos en un seminario de alta calidad por su  conocimiento del objeto estudiado que es la memoria”, señaló. En tanto, Eduardo Silva S.J., rector de la Universidad Alberto Hurtado indicó que “desde sus orígenes la Universidad ha puesto especial énfasis en la protección de los derechos humanos y la promoción de la justicia social”.

Concurrieron a la conferencia estudios referidos a casos de Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, España, México y Suecia.  “Las ponencias refieren a distintos tipos de violencia: terrorismo de estado, violencia policial estatal, conflictos armados, guerras sucias, guerras civiles, guerras contra el narco, entre otras – y examinan el papel de diversos dispositivos de gestión de la violencia política masiva : archivos de organismos civiles de defensa de víctimas  y denuncia de la violencia, comisiones de verdad, unidades de atención y reparación de víctimas, secretarías de paz o centros de memoria histórica”, explica Bernasconi.

En el programa destacan las exposiciones de Jairo Rivas de Perú quien comparó quince registros oficiales elaborados en distintos continentes: “Los múltiples aportes de los registros oficiales de víctimas elaborados por entidades oficiales, pueden verse también como un aporte a la memoria histórica o como evidencia sobre la magnitud y el impacto de la violencia”.

Andrés Suárez del Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia expuso sobre la realidad del conflicto armado de 50 años con grupos como las AUC y las FARC. “Esta ponencia se centra en el registro institucional de toda esta movilización de las víctimas a partir de las dos instituciones estatales: la Unidad de Atención y Reparación Integral de las Víctimas y el Centro Nacional de Memoria Histórica y su Observatorio de Memoria y Conflicto. “Dos registros, dos verdades”, sentencia.

Adriana Villalón de Brasil, analizó el caso de España y el país Vasco incluyendo a la guerra civil, el franquismo,  la ETA  y la violencia policial estatal preguntándose ¿Qué es lo que se gestiona en estos procesos de identificación, calificación y reparación?

En tanto México fue representado, entre otros, por Camilo Ovalle y Carlos Dorante de la Universidad Autónoma de México, que expusieron sobre las formas de registro de la desaparición  de personas en dos momentos recientes de esa sociedad: la contrainsurgencia y la “guerra contra el narco”. En las tecnologías audiovisuales, Ángeles Donoso de la  BMCC/ The City University of New York, EEUU traza el rol de la fotografía en distintos ámbitos: revistas, documentales, murales, folletos, pancartas, etc. “El análisis contempla las fotografías de Luis Navarro en diciembre de 1979, que formaron parte de la evidencia forense en el caso Lonquén; los retratos de detenidos desaparecidos re-fotografiados y catalogados en la Vicaría y las imágenes censuradas que no aparecieron publicadas en revistas de oposición”.

Mientras la conferencia transcurre en Santiago la obra de arte “La Sábana” del artista chileno Nicolás Franco, comisionada por el proyecto  TECNOPOL acaba de participar en la inauguración de la temporada del Museo de Arte Moderno de Chiloé. Antes se expuso en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de Quinta Normal en Santiago, y empezó un circuito que incluyó  la Universidad de La Frontera para celebrar los 20 años de su Escuela de Sociología y el MAC de  Valdivia. La obra estará en exhibición en Chiloé  hasta fin del mes de marzo.

Para conocer más sobre el proyecto de investigación pueden visitar la página https://memoriayderechoshumanosuah.org/tecnologias-politicas-de-la-memoria-3/, donde se subirán videos de las conferencias magistrales realizadas durante las jornadas descritas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.